Hasta la próxima

– Te quiero más de lo humanamente posible. Te quiero. Te quiero. Te quiero.

Ella no respondió. Simplemente le miró a los ojos y le sonrió. Si añadía alguna palabra más estropearía el momento. Podía decirle que le quería, que le amaba tanto o más que él a ella, pero era algo que ella sabía, y que él también. Haberlo dicho hubiera estropeado el sentimiento que la embriagaba, no siempre se puede transmitir en palabras todo lo que se siente, por ello, prefería demostrárselo.

Le abrazó. Le abrazó lo más fuerte que pudo, intentando fundirse con él en una sola persona. Él la soltó suavemente y la miró a los ojos:

– Fúgate conmigo. Marchémonos lejos, los dos, juntos. No volveremos a separarnos.

Ella no contestó, bajó la mirada y volvió a abrazarle. Sabía que si volvía a fijar su mirada en sus ojos no podría resistirse a esa petición. Desaparecerían las despedidas. Para siempre. Era algo tentador.

-Tengo que irme-Consiguió articular.

Él asintió sabedor de que no podría alargar la despedida mucho más.

Se besaron. Un beso largo, fijo, suave, lleno de amor.

-Te echaré de menos.

– Yo a ti también.

Y apesadumbrados, dieron media vuelta y siguieron su camino, uno hacía un lado, el otro hacía el contrario. Volverían a verse, pero aún quedaba mucho tiempo para eso.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s